Noticia

deudas

¿Cómo reclamar deudas por impago de alquiler en Burgos? 

Cuando se pone una vivienda o un local en alquiler, una de las grandes preocupaciones de los propietarios es, que ocurre si el inquilino no paga el alquiler. Ante los supuestos de impagos, se puede actuar de varias formas, reclamar el pago del alquiler, instar un procedimiento de desahucio, o interponer de forma conjunta una demanda de desahucio y reclamación de las rentas debidas. En este artículo, voy a explicar en qué consiste el procedimiento de desahucio y como reclamar deudas por impago de alquiler en Burgos. 

Impago de alquiler: que hacer antes de interponer una demanda para reclamar deudas por impago de alquiler

Antes de interponer una demanda de desahucio y reclamación de rentas, es muy aconsejable enviar al inquilino un burofax por impago de alquiler (o cualquier otra notificación fehaciente), requiriéndole para que proceda al pago de la deuda de alquiler, evitando así una posible enervación de la acción de desahucio. 

Lo que nunca se debe hacer, es proceder a cortar la luz, el agua, el gas o cambiar la cerradura, pues en ese caso se puede estar incurriendo en un delito de coacciones (generalmente delito leve de coacciones, anteriormente denominado falta de coacciones leves).  Por lo tanto, a la hora de reclamar deudas por impago de alquiler, es mejor acudir a los juzgados, pues en caso contrario, puede ser el propietario quien termine siendo juzgado.

¿Qué es la enervación de la acción de desahucio? 

Cuando un inquilino recibe una demanda de desahucio y reclamación de rentas, el artículo 22.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civildeudas concede al inquilino la posibilidad de pagar la deuda y evitar el desahucio. Esta acción solo se podrá realizar una única vez.  

La enervación de la acción de desahucio no se podrá realizar, si el propietario de la vivienda requirió al inquilino de forma fehaciente para que procediera al pago, y una vez pasados treinta días desde el requerimiento, la deuda perdura. 

¿Qué hacer para cobrar la deuda de alquiler? 

Una vez transcurridos treinta días desde el requerimiento del pago de la deuda a través del burofax, sin que el inquilino haya pagado, podemos proceder a interponer la demanda de desahucio y reclamación de rentas.  

Tras la presentación de la demanda por impago de alquiler, el juzgado requerirá al inquilino para que informe si es cierto que existe la mencionada deuda, y en ese caso, proceda al pago y abandone la vivienda, salvo que no exista posibilidad de enervar la acción. En caso de que el inquilino niegue la existencia de la deuda, se celebrará un juicio verbal por impago de alquiler. 

Si el inquilino no alega nada, reconoce la deuda, o a pesar de oponerse, el juez estima la demanda, se procederá al desahucio, debiendo el inquilino abonar las cantidades reclamadas. En caso de que no las abone, se procederá a interponer una demanda de ejecución de sentencia, en la que se investigarán los bienes del deudor, pudiendo establecer el juez un embargo por impago de alquiler. 

 

Modelo de burofax por incumplimiento de contrato de alquiler 

 

D./Dña. xxxx (nobre inquilino) 

Dirección del piso alquilado 

En Burgos a xxx de xxx del año xxxx 

 

D./Dña. XXXX (nombre propietario) 

Dirección del propietario 

 

Estimado Sr./Sra. 

 

En relación al contrato de arrendamiento suscrito con usted en fecha xxxx, de la vivienda sita en xxxxx, por el cual se comprometía a abonar dentro de los 5 primeros días de cada mes la cantidad de 500 euros,le informo de lo siguiente: 

 

A fecha del presente escrito, se ha generado una deuda de 3.000 euros, los cuales corresponden a las mensualidades de enero, febrero, marzo, abril, mayo y junio. Por todo ello, le requiero para que de forma inmediata, proceda al pago de las cantidades debidas en la forma prevista en el contrato de arrendamiento, pues en caso contrario, me veré obligado a ejercer las correspondientes acciones judiciales en defensa de mis intereses. 

 

Igualmente, le informo que el presente burofax tiene efecto de requerimiento extrajudicial, por lo que si no atiende al mismo, no podrá ejercer el derecho de enervación recogido en el Ordenamiento Juridico español. 

 

Confiando en su recto proceder, le saluda atentamente, 

 

 

Fdo. Xxxxx 

 

Supuesto práctico de carácter ficticio sobre como reclamar deudas por impago de alquiler 

En el año 2005, Alejandra G.A. se compró un pequeño apartamento para residir cerca de su lugar de trabajo. Tres años más tarde, contrajo matrimonio con Diego E.F., y cinco años después tuvieron unos gemelos, razón por las que el piso se les quedó pequeño, por lo que decidieron comprar un piso más grande y poner en alquiler el piso de Alejandra G.A. para sufragando así parte de la hipoteca del nuevo piso. 

A través de una inmobiliaria, consiguieron alquilar el piso por la cantidad de 450 euros mensuales, incluyendo la comunidad, tasa de basuras y el IBI, debiendo abonar dicha cantidad dentro de los cinco primeros días de cada mes. Respecto de los servicios de luz, agua y gas, los mismos se pusieron a nombre del inquilino. 

Durante los tres primeros meses, el alquiler se pagó fuera de plazo, pero como antes de terminar el mes, el mismo siempre se abonaba, Alejandra G.A. no dijo nada al inquilino. El problema surgió al cuarto mes, ya que el inquilino dejó de pagar. 

Tras cinco meses de impagos, Alejandra G.A. se puso en contacto con un abogado de Burgos para que le explicase los pasos a seguir. En primer lugar, se redactó un burofax, reclamando los pagos atrasados, e informando de que en caso de que no procediera al pago, se formularía una demanda de desahucio y reclamación de rentas. 

Transcurridos 30 días, el inquilino no pagó el alquiler, por lo que se interpuso la correspondiente demanda, a la cual no se opuso, y abandonó voluntariamente la vivienda. Respecto de las cantidades adeudadas, se consiguió llegar a un acuerdo el que se abonaría 200 euros cada mes.