Noticia

Acoso Escolar Burgos

¿Eres víctima de bullying? Te explicamos que hacer si sufres acoso escolar en Burgos.

El bullying, o acoso escolar no es un hecho nuevo de esta época, no obstante, con el uso de las nuevas tecnologías sus efectos sí que se han visto agravados, pues antiguamente este acoso terminaba a la salida del colegio, mientras que en la actualidad, el mismo persiste a través de las redes sociales. Este tipo de violencia puede provocar graves problemas a los menores, por ello, es muy importante saber qué hacer si sufres acoso escolar en Burgos.

Donde denunciar el acoso escolar

Mi consejo es que antes de proceder a interponer una denuncia, se comuniquen los hechos al centro escolar para que adopte medidas. El motivo de esta recomendación, es que el centro escolar va a poder actuar ante el acoso con mucha mayor rapidez que los juzgados.

Los centros escolares tienen obligación de actuar ante toda situación de acoso escolar, y en caso de que no adopten las medidas oportunas para tratar de acabar con esta situación, pueden incurrir en responsabilidad, tal y como establece el artículo 1.903 del Código Civil. En este artículo, se establece que los centros docentes de enseñanza no superior responderán de los daños causados por los alumnos menores de edad, cuando se encuentren bajo la responsabilidad del profesorado, salvo que demuestren que trataron por todos los medios que se produjeran estos daños.

Es decir, tanto si un alumno, como sus padres comunican al Centro Escolar que se está produciendo una situación de acoso, y por parte del centro no se toman medidas, se le podrá exigir responsabilidad, así como el pago de una indemnización por los daños sufridos.

Para prevenir estas situaciones, Castilla y León ha establecido un protocolo de actuación ante el acoso escolar que podemos Acoso Escolar Burgosencontrar en la siguiente página http://www.educa.jcyl.es/convivencia/es.

En caso de que a pesar de haber puesto los hechos en conocimiento del centro escolar no se consiga solucionar el problema, bien porque las medidas adoptadas no hayan resultado eficaces, o bien porque el colegio no haya actuado, entonces será conveniente interponer una denuncia en la comisaria.

Tras interponer la denuncia, los hechos se pondrán en conocimiento de la fiscalía de menores, si los agresores son menores de edad, o al Juzgado de Guardia, en caso de que los agresores sean mayores de edad.

¿Qué hacer si tu hijo sufre acoso escolar y no quiere denunciar?

Para denunciar el bullying en España no es necesario contar con el consentimiento de tu hijo si es menor de edad, ya que como su tutor legal puedes interponer la denuncia. En estos casos, el problema surge a la hora de investigar los hechos, ya que si el menor no reconoce el acoso, será necesario contar con pruebas adicionales que lo acrediten.

¿De qué sirve por una denuncia por acoso escolar?

El acoso escolar en España es un delito, cuyas penas varían en función de si los agresores son mayores de edad, o si por el contrario son menores de edad, imponiéndose en este último caso medidas resocializadoras.

No obstante, cuando se interpone una denuncia por acoso escolar, el objetivo principal es que desaparezca la situación de acoso. Esto se consigue con la imposición de penas o medidas de prohibición de acercarse a la víctima, lo que puede conllevar la obligación de cambio del Centro Escolar, imponiéndose también la pena o medida de prohibición de comunicarse con la víctima por cualquier medio, es decir, tanto en persona, como por teléfono, por medios telemáticos o cualquier otra vía de comunicación.

Si los agresores son menores de edad, la víctima será llamada a declarar ante el ministerio fiscal de menores, para que se ratifique en la denuncia, o exponga lo que considere oportuno. Tras su declaración, se llamará a declarar a los agresores. En caso de que reconozcan los hechos, se evaluará la posibilidad de imponer una medida reeducadora sin necesidad de celebrar un juicio, o si por el contrario es necesario celebrar un juicio.

En caso de que los agresores sean mayores de edad, se abrirá una investigación por el Juzgado de Instrucción, y una vez terminada la investigación, se celebrará juicio. Las penas por bullyig pueden consistir en  penas de multa, trabajos en beneficio de la comunidad o incluso penas de prisión, según la gravedad de los hechos. Además de lo anterior, se podrán imponer penas de prohibición de acercarse a la víctima y de contactar con ella.

Supuesto práctico de carácter ficticio sobre que hacer si sufres acoso escolar en Burgos

Álvaro D.B. de 16 años sufría continuamente insultos y amenazas por parte de dos compañeros de clase, llamados Omar I.I. y Raúl G.A., lo que le provocó una gran depresión, hasta el punto de que no quería acudir al Instituto, por lo que sus padres se pusieron en contacto con su tutor.

Por parte del Instituto, se decidió expulsar a los menores dos semanas de clase, lo cual no resultó ser suficiente, ya que los insultos y las amenazas continuaron a través de la red social Instagram, por lo que los padres de Álvaro D.B. decidieron interponer una denuncia.

Tras la interposición de la denuncia, Álvaro D.B. prestó declaración ante el Fiscal de menores, y tres semanas más tarde, declararon Omar I.I. y Raúl G.A., quienes negaron los hechos, por lo que finalmente se acordó que se celebrase un juicio ante el Juzgado de Menores.

Durante la celebración del juicio declaró como testigo un amigo de Álvaro D.B. y el tutor del mismo, quienes explicaron detalladamente la situación de acoso que Álvaro D.B. estaba sufriendo, por lo que la jueza terminó dictando una sentencia en la que se acordó una prohibición de que Omar I.I. y Rául G.A. se aproximasen a menos de 300 metros, y se comunicasen por cualquier medio con él, así como la imposición 60 horas de prestaciones en beneficio de la comunidad