Noticia

divorcio muto acuerdo

Ventajas del divorcio de mutuo acuerdo respecto al divorcio contencioso en Burgos

Prácticamente todos los abogados coincidimos en que tramitar un divorcio de forma amistosa resulta mucho más beneficioso que de forma contenciosa, no obstante, esto no siempre es posible. En este artículo voy a tratar de explicar las ventajas de los divorcios de mutuo acuerdo frente a los contenciosos.

Ventajas del divorcio de mutuo acuerdo con hijos menores de edad

Una de las principales ventajas del divorcio de mutuo acuerdo, es que la conflictividad resulta mínima o inexistente. De esta forma, serán los cónyuges y no el juez, quienes decidirán quién va a ostentar la guarda y custodia y que pensión de alimentos se va a fijar, o si por el contrario, resulta más beneficiosa una custodia compartida.

Por otra parte, esta falta de conflictividad va a permitir que los acuerdos alcanzados perduren en el tiempo y sean respetados, ya que es más fácil respetar una medida adoptada voluntariamente que una medida impuesta por un juez.

Otra ventaja de los divorcios de mutuo acuerdo con hijos menores, es que su tramitación va a ser mucho más rápida que si se tramita de forma contenciosa. Un divorcio de mutuo acuerdo con hijos puede tramitarse en el plazo de un mes, mientras que un divorcio contencioso puede durar años, especialmente si se interponen recursos.

En cuanto al tema económico, podemos decir que los divorcios de mutuo acuerdo tienen undivorcio muto acuerdo precio muy inferior a los contenciosos, ya que además de ser un procedimiento mucho más barato, dicho procedimiento puede tramitarse con un mismo abogado y un mismo procurador.

Ventajas del divorcio de mutuo acuerdo sin hijos menores de edad

Además de las ventajas anteriores, cuando no hay hijos menores de edad, el divorcio de mutuo acuerdo puede tramitarse ante notario. Esto va a acelerar aún más el procedimiento, ya que el mismo se podrá tramitar en el plazo de una semana.

En el divorcio de mutuo acuerdo ante notario no va a ser necesario contar con la asistencia de un procurador, pero si con la de un abogado, pues su intervención es obligatoria. El motivo por el que no puede tramitarse un divorcio de mutuo acuerdo sin abogado, es que nos encontramos ante un procedimiento de gran importancia, por lo que es necesario contar con el debido asesoramiento.

¿Es válido todo acuerdo alcanzado en un divorcio?

En los divorcios, rige una máxima que consiste en que si hay hijos menores de edad siempre se habrá de velar por el interés superior de los menores. Es decir, no serán válidos los acuerdos de divorcio que puedan perjudicar a los hijos menores de edad.

A título de ejemplo, no será válido el acuerdo de divorcio en el que un progenitor ostente la guardia y custodia de los hijos menores de edad, y el otro tenga el uso y disfrute de la vivienda familiar, salvo que el progenitor custodio disponga de una vivienda adecuada para el cuidado de los hijos.

¿Cuándo debemos tramitar un divorcio de forma contenciosa?

Tal y como he dicho anteriormente, casi todos los abogados coincidimos en que es recomendable tramitar los divorcios de forma amistosa, no obstante, esto no siempre es posible. Así, en algunas ocasiones las partes son incapaces de conciliar, y en otras ocasiones, es una de las partes quien establece unas exigencias que difícilmente pueden aceptarse.

En estos casos, si debe iniciarse el divorcio de forma contenciosa, ya que no deben aceptarse acuerdos que no van a poder ser cumplidos en el futuro, pues esto únicamente va a conseguir posponer el conflicto y que éste vuelva más acentuado.

Por otra parte, hemos de tener en cuenta que a pesar de que un procedimiento de divorcio se inicie de forma contenciosa, éste puede transformarse en un divorcio de mutuo acuerdo, mientras que un divorcio de mutuo acuerdo no puede transformarse en divorcio contencioso.

Supuesto práctico de carácter ficticio de divorcio de mutuo acuerdo

Silvia O.H. y Javier S.E. contrajeron matrimonio en el año 2005. Tres años más tarde, tuvieron un hijo llamado Fernando S.O. Tras el nacimiento de Fernando S.O. surgieron grandes conflictos entre Silvia O.H. y Javier S.E. ya que no eran capaces de establecer una forma en la que organizar la casa y el cuidado del hijo.

En el año 2014, la relación estaba tan afectada que Javier S.E. se fue a vivir a casa de sus padres y se puso en contacto con un abogado de divorcios para que interpusiera una demanda de divorcio. Antes de interponer la demanda, el abogado preguntó a Javier S.E. si había hablado con Silvia O.H. sobre su intención de divorciarse, contestándole de forma negativa, diciendo que no quería hablar con ella, por lo que el abogado interpuso finalmente la demanda de divorcio.

En la demanda de divorcio Javier S.E. reclamó la custodia de Fernando S.O., así como el uso del domicilio familiar y una pensión de alimentos de 250 € mensuales, y la mitad del pago de los gastos extraordinarios.

Cuando Silvia O.H. recibió la demanda, se opuso a la misma, contratando otro abogado de divorcios y contestando a la demanda, reclamando lo mismo que Javier S.E., es decir, la guarda y custodia del hijo común, el uso y disfrute de la vivienda familiar, una pensión de alimentos de 250 € mensuales y la mitad de los gastos extraordinarios.

Antes de la celebración del juicio, los abogados entablaron varias conversaciones, consiguiendo lograr un acuerdo por el que mientras Silvia O.H. terminaba su tesis doctoral, Javier S.E. ostentaría la guardia y custodia de Fernando S.O., así como el uso de la vivienda, debiendo abonar Silvia O.H. una pensión de alimentos de 200 € más la mitad de los gastos extraordinarios, y una vez terminada, se decretaría la custodia compartida.